GUARDA COMPARTIDA Y PAGO DE PENSIÓN DE ALIMENTOS PARA LOS HIJOS

¿La guarda compartida implica que no hay pago de pensión de alimentos?

En los procesos de familia, nunca hay dos procesos idénticos. En cada caso en concreto deben analizarse todas las circunstancias que lo rodean, por lo que las soluciones jurídicas son diversas en función de las características de cada procedimiento.

Ahora bien, la fijación de una guarda compartida, ya sea convivencia de los hijos con sus progenitores, partida, repartida, rotativa, alterna o conjunta, no siempre comporta que deban pagarse los gastos de los hijos comunes por mitad.

pension alimentos

Así el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (ST 31-7-2008 y 5-9-2008 entre otras) vinieron a establecer la doctrina de que no puede contemplarse como un efecto necesario o ineludible de la guarda y custodia conjunta o compartida la extinción de la obligación de uno de los  progenitores -o de los dos- de abonar una pensión de alimentos en favor de los hijos, toda vez que debe procurarse un equilibrio y una razonable estabilidad en la calidad e intensidad de su cuidado integral, en lugar de someterlos a los vaivenes derivados de la diferente capacidad adquisitiva de sus progenitores custodios, y ello incluso en aquellos supuestos en  que el tiempo de permanencia con los hijos/hijas sea idéntico.

 

Dicha doctrina ha sido acogida en el Código Civil de Catalunya ( CCCat) –(art. 233-4,1, 233-8, y 233-10 que dispone que: La forma de ejercer la guarda no altera el contenido de la obligación de alimentos hacia los hijos comunes, si bien es preciso ponderar el tiempo de permanencia de los menores con cada uno de los progenitores y los gastos que cada uno de ellos haya asumido pagar directamente.

Ello supone que, aun en el caso de custodias compartidas, el juzgador debe analizar las posibilidades económicas de los padres en relación con las necesidades de los hijos, para, en función de los parámetros indicados, resolver lo que proceda conforme a derecho en orden a los alimentos precisos para cubrir sus necesidades de carácter ordinario y extraordinario, lo que puede comportar, que uno de los progenitores venga obligado al pago de una pensión de alimentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *